Sabías Que

Cómo ahorrar en el consumo de la lavadora y la secadora

La subida de la luz es un hecho, por lo que de nuevo los consumidores parece que tendrán que apretarse el bolsillo y buscar la manera de poder ahorrar para no pagar tanto en la factura de electricidad. Sin embargo, dos de los electrodomésticos que más se utilizan en las casas son sin duda, la lavadora y la secadora de modo que queremos ofreceros a continuación algunas sencillos consejos, para que sepáis ahorrar en su consumo y esto repercuta en que baje la factura.

¿Usas a menudo la lavadora y la secadora? Descubre cómo ahorrar en su factura

Tanto la lavadora como la secadora son dos dos electrodomésticos a los que no podemos renunciar, si bien resultan imprescindibles para lavar y secar la ropa y más ahora que estamos en invierno.

Cierto es, que no todas las personas tienen una secadora disponible porque requiere espacio, pero también es una gran verdad que es muy funcional, especialmente si vives en un lugar en el que te es del todo imposible sacar a secar la ropa fuera o en una zona muy fría o húmeda por lo que ahora en invierno es del todo imposible que la ropa se te seque si la pones al aire libre.

De este modo, sabemos que lavadora y secadora se convierten en nuestras «aliadas» en casa, pero cuidado con no hacer un buen uso de este tipo de electrodomésticos si bien es posible que hagan que se dispare el consumo.

De hecho, no todo el mundo presta atención cuando utiliza estos dos electrodomésticos, lo que se traducirá con que a final del mes se encuentren con una factura demasiado alta. Pero por suerte podemos darte algunos pequeños consejos sobre cómo usar la lavadora y la secadora para ahorrar en su factura.

Fíjate en la clase energética de los electrodomésticos

En primer lugar, se debe hacer una aclaración, es necesario prestar atención al uso de estos electrodomésticos, si no desea pagar una factura alta. El primer factor que te ahorrará en tu factura es la clase energética que debe ser A o superior, como A +, A ++, A +++. Pero si tienes una lavadora o secadora con una clase energética diferente, el único remedio es leer las franjas horarias más convenientes del operador que proporciona la electricidad. Si en el futuro tienes que comprar uno de los dos electrodomésticos, puedes elegir el que tenga la clase energética más alta ya que a la larga te permitirá ahorrar bastante dinero.

Elige bien la hora para usar la lavadora y la secadora

Por lo general, las franjas de energía más baratas son las de la tarde, la noche y la madrugada. Pero muchas empresas que suministran electricidad en sus facturas exponen los rangos más baratos, de modo que ahora que sube bastante la luz (una media de 20 € por consumidor al mes) será bueno que nos fijemos si en nuestra factura aparecen señaladas esas franjas, o será cuestión de llamara a la eléctrica que tengamos contratada para que nos informen de cuáles son.

También hay otros trucos que podemos usar aquí los cuáles os enumeramos con detalle a continuación:

Ahorra en el consumo de la lavadora

  1. Lava solo si llenas el tambor: si no está completamente cargado no solo desperdiciarías energía sino también en términos de agua y detergente.
  2. Centrifugado con demasiadas vueltas: es cierto que las prendas se secan primero pero consumirás más energía.
  3. Hacer el prelavado: es solo recomendable hacerlo si las prendas están realmente sucias ya que resulta algo casi imprescindible. Pero hay otra solución eficaz, que consiste en pretratar las prendas a mano, remojarlas con detergente para quitar las manchas y luego lavar en la lavadora siguiendo el programa elegido.
  4. Presta atención al programa: las lavadoras de última generación tienen diferentes programas a elegir según los tejidos. Así que lee atentamente las instrucciones de tu lavadora en la que se te aclarará cualquier duda al respecto y también presta atención a la temperatura, desde luego evita lavar con frecuencia a altas temperaturas.

Ahorra en el consumo de la secadora

  1. No la uses todo el tiempo: tener secadora no te obliga a usarla todo el tiempo. Aprovecha los días de sol para poner una lavadora y luego la ropa a secar al aire libre.
  2. La cesta nunca debe estar vacía: seguro que si la cesta está demasiado vacía conseguirás que el uso de la secadora se convierta realmente en una pérdida de energía, así que llénala para optimizar su uso.
  3. Limpia con frecuencia: la secadora, al igual que la lavadora, requiere mantenimiento, por lo que para garantizar no solo el correcto funcionamiento sino también para conservar el aparato durante mucho tiempo es necesario limpiarlo con frecuencia.
  4. No utilices la función anti-arrugas con frecuencia: es conveniente sacar de la secadora prendas suaves que se pueden arrugar fácilmente dado que esto requiere un mayor gasto energético.
  5. Seca la ropa según los tejidos de las prendas: de esta forma evitarás realizar ciclos demasiado largos que supongan un derroche de energía.

Solo teniendo un poco de cuidado con los consejos que os hemos dado conseguirá ahorrar en tu factura después de usar la lavadora y la secadora.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba