México

La Vaquita marina está aprendiendo a evitar redes de pesca, apunta estudio científico

Una investigación sugiere que los pocos ejemplares supervivientes de la vaquita marina se están reproduciendo; propone también que han desarrollado formas de evitar las redes de enmalle que de otro modo habrían diezmado a la especie.

La Universidad de St Andrews recuerda proyecciones anteriores, las cuales indican, que el mamífero marino más amenazado del mundo ya podría haberse extinto.

El estudio recuperado por la universidad escocesa, publicado en días recientes en la revista académica Endangered Species Research documenta altos niveles de pesca ilegal dentro del pequeño territorio del cetáceo en nuestro país, lo que pone en mayor riesgo la supervivencia de la especie.

Los investigadores estimaron que se vieron entre siete y 15 vaquitas individuales en 2019, y entre cinco y 13 en 2021, con terneros avistados en ambos años. 

La Universidad, colaboradora también del artículo, reitera que investigaciones anteriores estimaban la presencia de menos de 20 vaquitas en 2018, y que la población disminuyó alrededor del 50 por ciento anual. 

Dado el aumento, casi seguro, del número de redes de enmalle, que se sabe, son la única amenaza para la especie endémica de Baja California, resalta el documento académico, “observar a estos supervivientes parecía milagroso”.

Por su parte, el autor principal de la investigación, el Dr. Lorenzo Rojas-Bracho, dijo: “Encontrar cualquier vaquita en la zona es una sorpresa, dadas las rápidas disminuciones detectadas en encuestas anteriores. Estos supervivientes son el futuro de una especie endémica de México y deben ser protegidos”.

El artículo detalla que para la investigación se utilizó un método establecido, llamado “obtención de expertos”, para determinar el número de vaquitas individuales vistas, en múltiples encuestas entre 2019 y 2021. 

El estudio explica que la utilización de dicho método, es debido a que no hay suficiente información disponible para determinar un tamaño total de la población más preciso, en parte, señala, porque las tripulaciones de los buques que pescan ilegalmente han dañado y robado monitores acústicos que podrían proporcionar datos más detallados y a largo plazo.

“Las encuestas se concentraron en el área de 12 por 24 kilómetros donde se han realizado casi todas las detecciones de vaquitas en los últimos años”; añaden los expertos que el número de elementos vistos se puede tomar como una estimación del tamaño mínimo de la población. 

Hasta que los pescadores no puedan ganarse la vida sin usar redes de enmalle, la extinción es inevitable sentencia el documento académico.

Los científicos hacen hincapié en que la única manera de ayudar a salvar la especie, es evitar que se instalen redes de enmalle, en el área donde se encuentran las pequeñas marsopas.

Ponen los expertos foco en los pescadores, quienes “a pequeña escala utilizan las redes de enmalle para capturar camarones y peces, pero las redes también pueden atrapar y ahogar a la vaquita. 

En ese mismo sentido dijeron que existen artes de pesca alternativos, que no enredarían a la vaquita, “pero que requieren inversión, esfuerzo y aplicación adicionales para implementarlos. No se observó que ninguno de estos aparejos de pesca alternativos se utilizara en encuestas recientes”.

El profesor Len Thomas, del Centro de Investigación en Modelización Ecológica y Ambiental (CREEM), de la Universidad de St Andrews, en Escocia, que llevó a cabo la obtención de expertos, junto con Cormac Booth de la Unidad de Investigación de Mamíferos Marinos (por sus siglas en inglés, SMRU) Consulting, asociada a la Universidad, dijo: “En ausencia de datos directos sobre las cantidades de interés, la obtención de expertos es la siguiente mejor alternativa para proporcionar cuantifica.

Lo que más llama la atención de lo propuesto por científicos, es la identificación de pistas que sugieren que algunos de los mamíferos marinos restantes, en peligro de extinción, pudieron haber aprendido a desconfiar más de las redes de enmalle. 

Destacaron que durante un esfuerzo en 2017 para capturar y proteger a algunos animales que quedaban en cautiverio notaron que algunas vaquitas parecían evitar las redes de enmalle; presentaban cicatrices de encuentros anteriores con redes a los que han sobrevivido.

La doctora Barbara Taylor, coautora del artículo, expresó, que “con todas las probabilidades, todavía tenemos una última oportunidad de salvar a la vaquita”, al mismo tiempo dijo: “Dale una oportunidad a estos animales y podrán sobrevivir”.

Taylor señaló: “Si matas al 99 por ciento de los animales, el uno por ciento que queda probablemente no sea aleatorio”. 

La experta dijo que los modelos propuestos con anterioridad, no necesariamente tienen en cuenta la inteligencia de las vaquitas, que pueden haber aprendido a escapar de las redes de enmalle. 

Gracias a la inteligencia de la especie, dijo la investigadora, se podría ayudar a evitar la extinción de la misma un poco más de tiempo.

Al mismo tiempo, recordó que las vaquitas no están lejos de desaparecer, porque las redes de enmalle siguen siendo el principal medio de ganarse la vida en las ciudades cercanas, e incluso, proteger la pequeña área donde permanecen las vaquitas, parece ir más allá de las capacidades de aplicación.

“Hasta que los pescadores tengan acceso y formación en alternativas a las redes de enmalle, la extinción de las vaquitas está garantizada”.

Finalmente, el autor principal del artículo, Rojas-Bracho añadió: “He dicho varias veces que las vaquitas son muy ingeniosas y que si dejamos de matarlas se recuperarán. México tiene todos los ingredientes para las acciones de gestión, para evitar que esta especie se extinga y, a largo plazo, se recupere”.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba