BásquetbolLiga Endesa

Badalona se pone a punto para la Copa

A poco más de una semana para el salto inicial, Badalona empieza a respirar el ambiente de la Copa ACB. Grandes paneles con fotografías históricas de la competición invaden algunas de los enclaves céntricos, donde se instalarán también durante los días de competición algunos balones gigantes a modo de enseña del torneo. Las plazas donde se instalarán las Fan Zone están delimitadas y claras, y el Palau Olímpic luce un lavado de cara exterior evidente a la espera de que la ACB tome las riendas y vista el interior.

A pesar de los rumores e intentos por traer la competición a la ciudad en los últimas campañas, hacía 38 años que esta no se disputaba en la que se considera cuna del basket estatal. La última vez fue en 1985, en el antiguo pabellón de Ausiàs March, con el anterior formato de semis y final, y trofeo para el Real Madrid que se impuso por 90-76 al Joventut en el partido por el título.

Eran otros tiempos y la Copa no había adquirido el volumen ni la trascendencia económica y mediática de las últimas décadas. En el marco actual, traer la competición a Badalona constituye una oportunidad para la ciudad que vive el basket de forma tradicional e intensa en su vertiente de base, con el Joventut como punta de lanza en el basket de élite. Pese a los intentos anteriores, la ocasión no resultó tan propicia como ahora, en parte por el coste económico de los derechos (un millón y medio en parte sufragado por la Diputació) y, no hay que olvidarlo, porque esta edición llega en vísperas de unas elecciones municipales.

Cuanto menos, la cita se va a aprovechar para adecentar unas instalaciones deportivas muchos años descuidadas por la desinversión constante en su mantenimiento, como han podido comprobar sus usuarios, privados de servicios básicos en muchos casos. 

Parte de los 3,4 millones de euros presupuestados para adecentar estos complejos empiezan a lucir ahora en forma de reformas palpables y casi acabadas, sobre todo en el pabellón de Llefià, donde se disputarán los partidos de la Minicopa. La mejora en la instalación ha sido integral y eso se refleja en unos nuevos vestuarios, moderna iluminación y cableado. Del aforo de 700 espectadores se pasará a 1.200 gracias a unas gradas supletorias que este martes acababan de instalar, antes de que llegue el parquet homologado FIBA para la cita infantil de la próxima semana.

El polideportivo Llefià, sede de la Minicopa, amplía su aforo con gradas supletorias

MD

“Es un orgullo y estamos pletóricos esperando que salga de la mejor manera”, explicaba el alcalde Rubén Guijarro ayer, en un recorrido por las instalaciones. “Estos 3,4 millones de euros de inversión esperamos que sirvan para que las instalaciones por fin estén a la altura de lo que logran los deportistas. Badalona cuenta con más de 3.000 licencias de basket y aquí se juegan más de 60 partidos cada fin de semana”.

Además del pabellón de Llefià (1.025.000 euros), están previstas reformas en el Montigalá (695.000), Bufalà (203.018), Joaquim Blume (117.000), La Plana (684.000) y Casagemes (678.000), con distintos ritmos de puesta en marcha ya que en estas últimas no está previsto el uso durante la Copa. El Olímpic ha experimentado mejoras constantes en su interior durante los últimos meses, fruto de la inversión realizada por el Joventut que es el que explota la gestión.

Además de ese impacto en infraestructuras, los gestores municipales confían también en que el evento constituya una inyección comercial. “Esperamos que la Copa sirva también de motor económico”, agregaba Guijarro, que consideraba que el evento podrá atraer a la ciudad a unos 30.000 visitantes. A falta del cálculo definitivo, desde el ayuntamiento se considera que el impacto en la ciudad oscile entre los 4 y 11 millones de euros, una cifra similar a la registrada en la pasada edición de Granada. Un bando municipal emitido el pasado 27 de enero permitirá a los locales de ocio y a la restauración ampliar su horario al menos 30 minutos durante los días de celebración de la Copa.

De momento, el alcalde cree que es positivo “haber podido competir con grandes ciudades en un proyecto integrador en el que han participado todos los sectores”.

Está prevista la instalación de cuatro Fan Zones distribuidas por la ciudad, donde tendrán lugar conciertos y encuentros de las aficiones. Como es habitual en la Copa, esta se plantea como una cita en la que los seguidores de distintos equipos conviven en un ambiente festivo y fraternal, de ahí que no haya discriminación a la hora de adquirir localidades o abonos y la limitación zonal en la grada casi no existe. Algo que hoy en día no puede decirse de algunos clubs.

Para finales de esta semana se confía que esté operativa ya una web oficial de servicio, un punto de referencia logístico e informativo para los visitantes.




Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button