USA

Elizabeth Holmes se entrega este martes a una prisión federal de Texas

TEXAS – La directora ejecutiva de Theranos, Elizabeth Holmes, está bajo custodia en la prisión de Texas, donde pasará los próximos 11 años cumpliendo su sentencia por supervisar un infame engaño de análisis de sangre, según la Oficina Federal de Prisiones.

Holmes ingresó el martes al campo penitenciario federal para mujeres de mínima seguridad ubicado en Bryan, Texas. La llegada se produce más de un año después de que un jurado condenó a Holmes por cuatro delitos graves de fraude y conspiración en enero de 2022. Fue sentenciada a prisión en noviembre.

El juez federal que sentenció a Holmes, de 39 años, en noviembre recomendó que fuera encarcelada en un campo de prisioneros para mujeres ubicado en Bryan, Texas, ubicado a unas 100 millas de Houston, donde creció aspirando a convertirse en una visionaria de la tecnología al estilo de Apple co., el fundador Steve Jobs.

Holmes deja atrás a dos niños pequeños: un hijo nacido en julio de 2021 unas semanas antes del comienzo de su juicio y una hija de 3 meses que fue concebida después de que un jurado la condenó por cuatro delitos graves de fraude y conspiración en enero de 2022.

Holmes ha estado en libertad bajo fianza desde entonces, y recientemente vivió en el área de San Diego con el padre de los niños, William “Billy” Evans. La pareja se conoció en 2017, casi al mismo tiempo que Holmes estaba bajo investigación por el colapso de Theranos, una startup que fundó después de abandonar la Universidad de Stanford cuando tenía solo 19 años.

Mientras construía Theranos, Holmes se acercó más a Ramesh, “Sunny” Balwani, quien se convertiría en su pareja romántica, así como en inversionista y compañera ejecutiva en la compañía de Palo Alto, California.

EL ENGAÑO SOBRE UN SUPUESTO AVANCE TECNOLÓGICO

Juntos, Holmes y Balwani prometieron que Theranos revolucionaría el cuidado de la salud con una tecnología que podría escanear rápidamente en busca de enfermedades y otros problemas con unas pocas gotas de sangre extraídas con un pinchazo en el dedo.

La exageración que rodeó ese supuesto avance ayudó a Theranos a recaudar casi mil millones de dólares de inversores cautivados, a formar una junta directiva influyente que incluye a los exmiembros del gabinete presidencial George Shultz, Henry Kissinger y James Mattis y convirtió a Holmes en una sensación de Silicon Valley con una fortuna valorada en 4,500 millones de dólares en papel en 2014.

Pero todo estalló después de que se expusieran graves y peligrosas fallas en la tecnología de Theranos en una serie de artículos explosivos en The Wall Street Journal que Holmes y Balwani intentaron frustrar. Holmes y Balwani, que vivían juntos en secreto mientras dirigían Theranos, se separaron después de las revelaciones del Journal y la empresa colapsó. En 2018, el Departamento de Justicia de EEUU acusó a ambos de una letanía de delitos de cuello blanco en un caso destinado a poner fin a la práctica de Silicon Valley de sobrevender las capacidades de una tecnología aún en desarrollo, una técnica que se conoció como “fingir” hasta que lo consigas.

Holmes admitió haber cometido errores en Theranos, pero negó rotundamente haber cometido delitos durante siete fascinantes días de testimonio en el estrado de los testigos durante su juicio. En un momento, le contó al jurado que Balwani abusó sexual y emocionalmente de ella mientras él la controlaba de una manera que, según ella, nublaba su pensamiento. El abogado de Balwani negó rotundamente las acusaciones de Holmes, que fue una de las principales razones por las que fueron juzgados por separado.

La empresaria fue hallada culpable en cuatro cargos.

Balwani, de 57 años, fue condenado por 12 delitos graves de fraude y conspiración en un juicio que comenzó dos meses después de que terminara el de Holmes. Actualmente cumple una sentencia de casi 13 años en una prisión del sur de California.

Sosteniendo que fue tratada injustamente durante el juicio, Holmes trató de permanecer en libertad mientras apela su condena. Pero esa oferta fue rechazada por el juez federal de distrito Edward Dávila, quien presidió su juicio, y la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, lo que le dejó sin otra vía que seguir que la que la llevará a prisión casi 20 años después de que fundó Theranos.

EL CAMPO PENITENCIARIO FEDERAL

El campo penitenciario federal de mínima seguridad, ubicado a unas 95 millas al noroeste de Houston, abarca alrededor de 37 acres de tierra y alberga a unas 650 mujeres. La mayoría de los campos de prisioneros federales ni siquiera tienen cercas y albergan a aquellos que la Oficina de Prisiones considera que tienen el menor riesgo de seguridad.

Los campos de prisioneros también suelen tener un personal mínimo y muchas de las personas encarceladas allí trabajan en trabajos penitenciarios. Los campos penitenciarios federales se diseñaron originalmente con poca seguridad para facilitar las operaciones y permitir que los reclusos encargados de realizar trabajos en la prisión, como paisajismo y mantenimiento, evitaran registrarse repetidamente al entrar y salir de una instalación penitenciaria principal. Pero la laxa seguridad abrió una puerta de entrada para el contrabando, como drogas, teléfonos celulares y armas. La seguridad limitada también ha dado lugar a una serie de fugas de los campos de prisioneros.

En noviembre, un hombre encarcelado en otro campo penitenciario federal en Arizona sacó un arma de contrabando en un área de visitas e intentó dispararle a su esposa en la cabeza. El arma se atascó y nadie resultó herido. Pero el incidente expuso importantes fallas de seguridad en las instalaciones y el director de la agencia ordenó una revisión de la seguridad en todos los campos penitenciarios federales de los EEUU.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba